Extirpación laparoscópica de la vesícula biliar Es la cirugía para extirpar la vesícula biliar usando un dispositivo médico llamado laparoscopio. Descripción La cirugía con el uso de un laparoscopio es la manera más común de extirpar la vesícula biliar. Un laparoscopio es un tubo delgado e iluminado que le permite al médico ver el interior del abdomen. L a cirugía de extirpación de la vesícula biliar se realiza mientras usted está bajo anestesia general, así que usted estará dormido y sin dolor. La operación se realiza de la siguiente manera: El cirujano hace de tres a cuatro cortes (incisiones) pequeños en su abdomen. El laparoscopio se introduce a través de 1 de los cortes. Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes. Se bombea gas dentro del abdomen para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar. Posteriormente se extirpa la vesícula, usando el laparoscopio. Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía. Para hacer este examen, se inyecta un tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar por fuera de la vesícula. Si se encuentran otros cálculos, el cirujano los puede extraer con un instrumento especial. Algunas veces, el cirujano no puede extraer la vesícula biliar con total seguridad usando un laparoscopio. En este caso, el cirujano usará una cirugía abierta, para la cual se hace una incisión más grande. Por qué se realiza el procedimiento Usted puede necesitar la cirugía de extirpación de la vesícula biliar si tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También la puede necesitar si su vesícula biliar no está funcionando normalmente. Los síntomas comunes pueden incluir: Indigestión Dolor después de comer, normalmente en la zona superior derecha o superior media del abdomen (dolor epigástrico) Náuseas y vómitos La mayoría de las personas tienen menos problemas y una recuperación más rápida con la cirugía a través de un laparoscopio que con la cirugía abierta. Riesgos Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen: Reacciones a los medicamentos o problemas respiratorios Sangrado, coágulos sanguíneos o infección Los riesgos de esta cirugía incluyen: Lesión al conducto colédoco Lesión al intestino delgado u otros órganos en el abdomen Pancreatitis (inflamación en el páncreas) Le pueden realizar los siguientes exámenes antes de la cirugía: Exámenes de sangre (conteo sanguíneo completo, electrólitos y pruebas renales) Radiografía de tórax o electrocardiografía (ECG), para algunas personas Ecografía de la vesícula biliar Coméntele al médico o al personal de enfermería: Si usted está o podría estar embarazada. Qué medicamentos, vitaminas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta. Durante la semana antes de su cirugía: Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre. Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía. Prepare su casa para después de la cirugía. En el día de la cirugía: Siga las instrucciones de su médico sobre cuándo dejar de comer y beber. Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua. Tome una ducha la noche anterior o en la mañana del día de la cirugía. Llegue al hospital a tiempo. Después del procedimiento Si usted no tiene ningún problema, podrá irse a casa cuando pueda tomar líquidos fácilmente y su dolor pueda tratarse con pastillas para el dolor. La mayoría de las personas se va a casa el mismo día o al día siguiente de esta cirugía. Si hubo problemas durante la cirugía o si usted presenta sangrado, mucho dolor o náuseas y vómitos, es posible que deba quedarse por más tiempo en el hospital. Siga las instrucciones para cuidarse usted mismo en casa. Expectativas (pronóstico) La mayoría de las personas se recuperan rápidamente y tienen buenos resultados de este procedimiento. Nombres alternativos Colecistectomía laparoscópica Especialista El Dr. Marco Antonio Pacheco, Cirujano Gastroenterólogo tiene amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad y estará complacido en atenderle.
Tratamientos Quirúrgicos - Vesícula Biliar
Cirugía de Vesícula Biliar
.
.
.

Cirugía de Vesícula Biliar en Tampico

Dr. Marco Antonio Pacheco Sánchez . Cirujano Gastroenterólogo . Hospital Ángeles Tampico Torre Médica Av. Hidalgo 5503, Consultorio 830, Col. Flamboyanes, Tampico, Tamps. / Citas: 833 308 1410 y 154 8626
Cirugía del Aparato Digestivo
Cirugía de Obesidad
Cirugía Proctológica
Cirugía Ambulatoria
Cirugía Vascular
“Paquete de Cirugía de Vesícula”
todo incluido
Aceptamos todas, absolutamente todas las Tarjetas de Crédito
Promoción válida del 01 de Abril al 30 de Junio del 2019
Extirpación laparoscópica de la vesícula biliar Es la cirugía para extirpar la vesícula biliar usando un dispositivo médico llamado laparoscopio. Descripción La cirugía con el uso de un laparoscopio es la manera más común de extirpar la vesícula biliar. Un laparoscopio es un tubo delgado e iluminado que le permite al médico ver el interior del abdomen. La cirugía de extirpación de la vesícula biliar se realiza mientras usted está bajo anestesia general, así que usted estará dormido y sin dolor. La operación se realiza de la siguiente manera: El cirujano hace de tres a cuatro cortes (incisiones) pequeños en su abdomen. El laparoscopio se introduce a través de 1 de los cortes. Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes. Se bombea gas dentro del abdomen para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar. Posteriormente se extirpa la vesícula, usando el laparoscopio. Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía. Para hacer este examen, se inyecta un tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar por fuera de la vesícula. Si se encuentran otros cálculos, el cirujano los puede extraer con un instrumento especial. Algunas veces, el cirujano no puede extraer la vesícula biliar con total seguridad usando un laparoscopio. En este caso, el cirujano usará una cirugía abierta, para la cual se hace una incisión más grande. Por qué se realiza el procedimiento Usted puede necesitar la cirugía de extirpación de la vesícula biliar si tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También la puede necesitar si su vesícula biliar no está funcionando normalmente. Los síntomas comunes pueden incluir: Indigestión Dolor después de comer, normalmente en la zona superior derecha o superior media del abdomen (dolor epigástrico) Náuseas y vómitos La mayoría de las personas tienen menos problemas y una recuperación más rápida con la cirugía a través de un laparoscopio que con la cirugía abierta. Riesgos Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen: Reacciones a los medicamentos o problemas respiratorios Sangrado, coágulos sanguíneos o infección Los riesgos de esta cirugía incluyen: Lesión al conducto colédoco Lesión al intestino delgado u otros órganos en el abdomen Pancreatitis (inflamación en el páncreas)
Cirugía de Vesícula Biliar
Tratamientos Quirúrgicos Vesícula Biliar

Cirugía de Vesícula

Biliar en Tampico

Dr. Marco A. Pacheco Sánchez
Cirujano Gastroenterólogo
Consultorio Médico . Alta Especialidad en Cirugía General y Endoscópica
El Dr. Marco Antonio Pacheco, Cirujano Gastroenterólogo tiene amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad y estará complacido en atenderle.
Hospital Ángeles Tampico Av. Hidalgo 5503 . Consultorio 830, 8o. Piso Col. Flamboyanes, Tampico, Tamps.
todo incluido
Paquete de Cirugía de Vesícula
Aceptamos todas, absolutamente todas las Tarjetas de Crédito
Promoción válida del 01 de Abril al 30 de Junio del 2019
Extirpación laparoscópica de la vesícula biliar Es la cirugía para extirpar la vesícula biliar usando un dispositivo médico llamado laparoscopio. Descripción La cirugía con el uso de un laparoscopio es la manera más común d e extirpar la vesícula biliar. Un laparoscopio es un tubo delgado e iluminado que le permite al médico ver el interior del abdomen. La cirugía de extirpación de la vesícula biliar se realiza mientras usted está bajo anestesia general, así que usted estará dormido y sin dolor. La operación se realiza de la siguiente manera: El cirujano hace de tres a cuatro cortes (incisiones) pequeños en su abdomen. El laparoscopio se introduce a través de 1 de los cortes. Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes. Se bombea gas dentro del abdomen para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar. Posteriormente se extirpa la vesícula, usando el laparoscopio. Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía. Para hacer este examen, se inyecta un tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar por fuera de la vesícula.
Tratamientos Quirúrgicos - Vesícula Biliar
Cirugía de Vesícula Biliar
Si se encuentran otros cálculos, el cirujano los puede extraer con un instrumento especial. Algunas veces, el cirujano no puede extraer la vesícula biliar con total seguridad usando un laparoscopio. En este caso, el cirujano usará una cirugía abierta, para la cual se hace una incisión más grande. Por qué se realiza el procedimiento Usted puede necesitar la cirugía de extirpación de la vesícula biliar si tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También la puede necesitar si su vesícula biliar no está funcionando normalmente. Los síntomas comunes pueden incluir: Indigestión Dolor después de comer, normalmente en la zona superior derecha o superior media del abdomen (dolor epigástrico) Náuseas y vómitos La mayoría de las personas tienen menos problemas y una recuperación más rápida con la cirugía a través de un laparoscopio que con la cirugía abierta. Riesgos Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen: Reacciones a los medicamentos o problemas respiratorios Sangrado, coágulos sanguíneos o infección Los riesgos de esta cirugía incluyen: Lesión al conducto colédoco Lesión al intestino delgado u otros órganos en el abdomen Pancreatitis (inflamación en el páncreas) Le pueden realizar los siguientes exámenes antes de la cirugía: Exámenes de sangre (conteo sanguíneo completo, electrólitos y pruebas renales) Radiografía de tórax o electrocardiografía (ECG), para algunas personas Ecografía de la vesícula biliar Coméntele al médico o al personal de enfermería: Si usted está o podría estar embarazada. Qué medicamentos, vitaminas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta. Durante la semana antes de su cirugía: Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre. Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía. Prepare su casa para después de la cirugía. En el día de la cirugía: Siga las instrucciones de su médico sobre cuándo dejar de comer y beber. Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua. Tome una ducha la noche anterior o en la mañana del día de la cirugía. Llegue al hospital a tiempo. Después del procedimiento Si usted no tiene ningún problema, podrá irse a casa cuando pueda tomar líquidos fácilmente y su dolor pueda tratarse con pastillas para el dolor. La mayoría de las personas se va a casa el mismo día o al día siguiente de esta cirugía. Si hubo problemas durante la cirugía o si usted presenta sangrado, mucho dolor o náuseas y vómitos, es posible que deba quedarse por más tiempo en el hospital. Siga las instrucciones para cuidarse usted mismo en casa. Expectativas (pronóstico) La mayoría de las personas se recuperan rápidamente y tienen buenos resultados de este procedimiento. Nombres alternativos Colecistectomía laparoscópica Especialista El Dr. Marco Antonio Pacheco, Cirujano Gastroenterólogo tiene amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad y estará complacido en atenderle.

Cirugía de Vesícula Biliar en Tampico

Dr. Marco Antonio Pacheco Sánchez . Cirujano Gastroenterólogo Hospital Ángeles Tampico Torre Médica Av. Hidalgo 5503, Consultorio 830, Col. Flamboyanes, Tamps.
Cirugía del Aparato Digestivo
Cirugía de Obesidad
Cirugía Proctológica
Cirugía Ambulatoria
Cirugía Vascular
Dr. Marco Antonio Pacheco Sánchez
Cirujano Gastroenterólogo
Consultorio Médico . Alta Especialidad en Cirugía General y Endoscópica
Hospital Ángeles Tampico Torre Médica, Av. Hidalgo 5503 . Consultorio 830, 8o. Piso, Col. Flamboyanes, Tampico, Tamps.
Citas : 833 308 1410
Urgencias: 833 308 1410
todo incluido
Paquete de Cirugía de Vesícula
Aceptamos todas, absolutamente todas las Tarjetas de Crédito
Promoción válida del 01 de Abril al 30 de Junio del 2019
Dr. Marco Antonio Pacheco Sánchez
Cirujano Gastroenterólogo
Hospital Ángeles Tampico Torre Médica Av. Hidalgo 5503 . Consultorio 830, 8o. Piso Col. Flamboyanes, Tampico, Tamps.
Consultorio Médico . Alta Especialidad en Cirugía General y Endoscópica
Citas : 833 308 1410 Urgencias: 833 308 1410